jueves, 24 de agosto de 2017

Infórmate a la hora de contratar una hipoteca con tu banco

A pesar de lo que a priori pueda parecer, son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de solicitar financiación para comprar una vivienda. No solo debemos informarnos sobre las diferentes ofertas del mercado, sino que debemos saber cuánto podemos pagar así como conocer las exigencias de las entidades bancarias. Todo ello, antes de dar ningún paso, infórmate a la hora de contratar una hipoteca con tu banco.

Contratar hipoteca

Como os decíamos, contratar una hipoteca es un proceso complejo que va a requerir bastante esfuerzo, de modo que si no estáis dispuestos a dedicarle el tiempo suficiente, deberíais replantearos la idea de compra por el momento y barajar otras opciones como el alquiler.

No obstante, si os habéis decidió a comprar un inmueble os dejamos algunos consejos, dados por nuestros abogados en Cáceres, a tener en cuenta a la hora de contratar una hipoteca con tu banco:

Infórmate


Lo primero que debemos hacer es informarnos, utilizando para ello guías online o con el manual del Banco de España, con el fin de evitar los errores fatales del pasado como los problemas con las cláusulas suelo (para ello te recomendamos contactar también con un abogado de cláusulas suelo). Debes saber que de la deuda hipotecaria se responde con todo nuestro patrimonio, presente y futuro, además de que, si no pagamos al banco, éste se puede quedar con nuestra vivienda por el 70 % del valor de tasación recogido en las escrituras.

Comparar ofertas del mercado


Es habitual que caigamos en el común error de solicitar solo el préstamo hipotecario al director del banco que conocemos o al que conocen nuestros allegados, cerrándonos multitud de buenas ofertas que otras entidades pueden ofrecernos. Por ello, lo más recomendable es que analicéis y comparéis con más de una entidad financiera viendo así las condiciones hipotecarias que más os interesen.

Valora tus posibilidades


Una hipoteca es una responsabilidad enorme, por ello es conveniente que valores tus posibilidades reales para hacer frente a la misma. De modo que si como máximo nos conceden el 80 % del valor de compraventa, solo podremos pedirla si disponemos de más del 30% ahorrado. Los bancos suelen limitar la cantidad concedida a que la cuota no supere el 30 % o 40 % de nuestros ingresos.

Con todo ello os insistimos, cualquier duda que tengáis no tengáis reparo alguno en consultarla con vuestra entidad bancaria, es preferible pecar de tonto que tener que hacer frente a futuras sorpresas nada agradables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario