martes, 19 de abril de 2016

Expansión del sector Fintech en España

La tecnología ha alcanzado prácticamente todos los sectores empresariales y el de las finanzas no iba a ser menos. El término fintech viene de la unión de dos palabras inglesas, finance y technology, y engloba a las empresas financieras que explotan las nuevas tecnologías para conseguir productos innovadores. Este fenómeno ha arrasado sobre todo en Estados Unidos y Reino Unido, pero España se ha ido uniendo a este fenómeno y alcanza ya las 110 empresas. De hecho, tal ha sido el impacto del movimiento fintech que ha llegado a preocupar a la banca tradicional, que admite que les están quitando cuota de mercado.

Sector Fintech

¿Tienen motivo para preocuparse? Claramente sí, porque existen entidades especializadas en la gestión de préstamos rápidos online que están revolucionado el mercado crediticio, ya que mediante un formulario web o a través de una simple llamada telefónica ser puede terminar el trámite: sin papeleos, tiempos de espera y preguntas incómodas, algo muy difícil de superar para el sector bancario. PWC ha elaborado un informe para calcular hasta dónde puede llegar el impacto de estas start ups, donde prevén que podrían llegar a captar un 33% del coetáneo negocio de las entidades financieras.

Dentro de todas estas empresas emergentes, un 50% se dedican a ofrecer servicios B2C (Business to consumer, que es el tipo de comercio producido entre una empresa y un consumidor final), un 37% se encarga de los negocios entre empresas B2B (Business to business) y el 13% restante engloba los servicios para ambos clientes. Este emergente sector supone una gran oportunidad para las pymes, ya que uno de los mayores problemas que tienen es la ausencia de financiación y la dificultad de acceso al crédito bancario, sin embargo gracias al fintech existen recursos como el crowdfunding, los préstamos P2P o el crowdlending, métodos de financiación alternativa para las empresas que consisten en la inversión de particulares que a cambio reciben una participación en el capital de la sociedad en el primer caso, y cuando se trata de crowdlending lo que obtiene el inversor es un interés sobre el dinero que ha depositado.

Tiene sentido que en España cada vez este modelo sea más habitual, dados los problemas que han tenido en los últimos años tanto los particulares como las pequeñas y medianas empresas en todo lo referente a servicios bancarios. Por no mencionar otros servicios que se consiguen a través del fintech como son los cambios de divisas, transferencias, pagos online… En definitiva se trata de la simplificación de todos los servicios y productos financieros, consiguiendo así beneficios tan importantes como flexibilidad, inmediatez y rentabilidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario