Mostrando entradas con la etiqueta Reunificación de préstamos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reunificación de préstamos. Mostrar todas las entradas

martes, 10 de abril de 2018

Reunificación de préstamos y préstamos rápidos

La reunificación de préstamos es un producto financiero creado para ayudar a todas aquellas personas que por motivos concretos, se han visto en la necesidad de solicitar varios préstamos personales en diferentes momentos para hacer frente a necesidades especificas, como la compra de un coche, pago de mensualidades extra, entrada para comprar una vivienda o hacer frente a algún gasto imprevisto como una boda o un viaje.

Reunificación de prestamos

En estos casos las personas que solicitan estos préstamos de importe variado, se ven obligados a hacer frente a varios pagos mensuales que en la mayoría de los casos asfixian su economía, y hacen que la situación financiera se convierta en un problema a largo plazo; afortunadamente existen en el mercado productos financieros para ayudar a las personas que se encuentran en esta situación, dándoles la posibilidad de reunificar todos sus préstamos y sus cuotas mensuales en una sola cuota fija, e incluso poder modificar el importe final de la cuota para que sea más baja, dando la posibilidad de pagar todas las deudas en una sola cuota mensual y en un plazo de tiempo más largo.

viernes, 12 de enero de 2018

Reunificación de préstamos

Para todos aquellos que están pasando por algún tipo de apuro económico, debido a que tienen concedidos varios prestamos (coche, hogar, vacaciones, etc.) y se ven obligados a hacer frente mes a mes a un montos de pequeños créditos, que en suma hacen una cantidad importante mermando su capacidad económica, existe un producto financiero que ofrece la posibilidad de reunificar todos los prestamos en uno solo.

Reunificación de créditos y deudas

La principal ventaja de la reunificación de préstamos es que podremos juntar todas nuestras deudas y hacer de ellas una sola, aumentando el plazo para poder pagarlo, con la consiguiente bajada de la cuota mensual; un ejemplo practico es el de una persona que paga mensualmente 200€ por la compra de un vehículo, que además tiene concedida una hipoteca por la que paga 600€, y un préstamo personal de un año de duración, solicitado para hacer alguna reforma en su casa por el que paga 180€ al mes; en total, está pagando 980€ por tres créditos diferentes.